El punto de vista de Fernando Betanzos sobre el turismo en México.
Header

Turismo Receptivo

agosto 14th, 2015 | Escrito por Fernando Betanzos y M. en Turismo

turismo receptivo

En el diario virtual del Gobierno del Estado de México, hoyestado.com encontré una nota en la que la Sra. Rubi López Presidenta de AMAV-Filial Edomex, se queja de que “A pesar de la riqueza cultural que hay en el Estado de México, las más de 750 agencias de viaje registradas ante la Secretaría de Turismo estatal, no cuentan con paquetes que oferten este tipo (sic) de turismo”. Dice que, “por lo anterior….. solicitará el apoyo de la autoridad para capacitar a los integrantes de este gremio y (sic) crear rutas para dar a conocer este rubro”.

No me sorprendió mucho que en esta “filial” haya mas de 750 agencias de viajes, de las que el 85% — si no es que más –, deben de estar ubicadas en la zona conurbada con la Ciudad de México. Lo que sí me sigue sorprendiendo es que se siga creyendo que las agencias de viajes se van a convertir en operadores de turismo receptivo de la noche a la mañana solamente, como en este caso, por “la riqueza cultural que hay en el Estado de México”. Porque los agentes de viajes no saben lo que es operar turismo receptivo. El Agente de Viajes es un revendedor – dicho con todo respeto, pues su profesión es honesta e importante para el desarrollo turístico. Su función es la de un distribuidor del producto turístico, a cambio de una comisión. El operador de turismo receptivo es un conocedor y un creador. Es un experto, en rutas, atractivos y proveedores de servicios que, al combinarlos, resultan en atractivos paquetes que los agentes de viajes podrán ofrecer a sus clientes. No basta con diseñar la ruta… Se requiere de más, mucho más, que es lo que le da al Operador de Turismo Receptivo la calidad que ostenta.

La idea de la Sra. Rubí López es muy loable: Capacitar al agente de viajes para crear rutas. Pero como digo antes, la creación de una ruta no es la simple respuesta a la promoción de la riqueza cultural del Estado de México – ni de ningún lado. Recordemos el proyecto de la pasada Secretaria de Turismo, Sra. Gloria Guevara, llamado precisamente “Las Rutas de México”. ¿Sabemos cuánto se gastó en ellas? Y me pregunto, al día de hoy: ¿Existen esas Rutas de México – no como un enunciado, sino como un producto? ¿Han sido exitosas? ¿Los millones de pesos “invertidos” en ese proyecto, se han recuperado? Para la actual Secretaria de Turismo, Lic. Claudia Ruiz Massieu, el proyecto Rutas de México, para todos sus efectos, prácticamente no existe. Borrón y cuenta nueva como sucede en cada sexenio. Ahora hay nuevos conceptos, nuevas ideas, en especial porque nuestra gastronomía ya alcanzó rango de Patrimonio Intangible de la Humanidad, otorgado por la UNESCO recientemente. El concepto “Rutas” ha quedado al margen, por no decir en el olvido.

Lamentablemente, para la Sra. Rubí López y sus asociados, es muy probable que “la autoridad” a la que propone recurrir, no sepa tampoco la diferencia entre Agente de Viajes y Operador de Turismo Receptivo y la embarque en un proyecto que no habrá de producir los efectos deseados. Estoy seguro que esta autoridad tampoco esté capacitada para crear rutas comercializables – y que bueno, pues su labor no es la de crear productos, sino de promover los existentes.

El párrafo anterior trae a mi memoria algo que aprendí en mis viajes al exterior – promoviendo precisamente el turismo receptivo de México. Me sucedió en dos lugares muy diferentes, pero la experiencia fue prácticamente la misma: Perú y Austria. Me limito al Perú y hablo de hace unos 7 lustros. Conforme viajaba yo al Perú, semestre a semestre, año con año, veía yo aumentar su producto turístico bajo la sombrilla, siempre, de inteligentes y atractivas campañas institucionales de promoción. Cuando en un principio el producto turístico peruano eran Lima y El Cuzco/Machu Pichu, conforme pasaba el tiempo aumentaban su producto dramáticamente: Valle Sagrado, Lineas de Nazca, Tipon y Andahuailas, Iquitos y mas. Cuando el viaje a Cuzco y Machu Pichu se hacía en 3 dias, hoy hay programas que integran muchos mas puntos de interés cultural para mantener al turista mas tiempo en la zona.

Lo más interesante para mi, resultó aprender que las autoridades turísticas del Perú no sacaban al mercado internacional ningún producto, sin antes consultar con los operadores receptivos su factibilidad y no sin antes crear una gama de “rutas” o “paquetes” que los operadores receptivos estarían comercializando, cada operador en su estilo y dirigido a sus especiales mercados, en sus folletos y viajes al exterior, especialmente en Ferias como ITB, BIT, FITUR y muchas otras como un producto nuevo. Pero había – y hay mas. La promoción institucional se enfocaba de inmediato a promover ese nuevo producto. Cuando el nuevo producto quedaba cimentado, entonces se buscaba uno nuevo y se reiniciaba el proceso. La infraestructura y la creación de nuevas posadas, hoteles y restaurantes, se hacía y se hace, sobre la marcha.

La política nacional en cuanto a turismo ha sido crear los CIPs que son, como su nombre indica,
CENTROS. Los centros han dado pie para la creación de DMCs – que es otra especialidad de la que podremos hablar en otra oportunidad.

Lamentablemente, nuestros organismos oficiales de turismo han mantenido la política de no reconocer al Operador de Turismo Receptivo – y el órgano promotor, el CPTM, aparentemente da una silla a una Asociación que dice representar a los Operadores Nacionales de Turismo Receptivo pero se desconoce si alguna vez la ha tomado en serio y escucha sus sugerencias – como tampoco se sabe si estas sugerencias han sido hechas.

La calidad de Operador de Turismo Receptivo no aparece en la Ley General de Turismo en vigor cuyo Reglamento es inexistente. A falta de Reglamento, por un lado ya se habla, para variar, de una nueva ley y por el otro de una Norma Oficial Mexicana que normalice o regule a las Agencias de Viajes. En el boceto de la Norma que nos fue dado a conocer ya hace tiempo, se mantiene la ausencia de los Operadores de Turismo Receptivo. Tal parece que hay un interés que la ausencia del reconocimiento del Operador de Turismo Receptivo es del interés de alguien – que no da la cara. Así son las cosas en nuestro querido México.

ZAPA.- Otra vez los fraudes en Cancún por vendedores de tiempos compartidos que operan bajo la sombrilla de “Agencias de Viajes”. El presidente de AMAV local solicitó a Profeco que emita una alerta para evitar que más turistas sean defraudados en la compra de tiempo compartido a la empresa “Unique Vacations Club” que no son, o fueron agencia “patito”, pues el propio presidente citado reconoce que son socios de su agrupación, “pero que como no han pagado sus cuotas, los darán de baja”. La solución para el resguardo del buen nombre de los Agentes de Viajes, es que se prohíba, dentro del giro de agencia de viajes, la promoción y venta de tiempos compartidos y que se prohíba también a toda empresa, la venta de tiempos compartidos en los aeropuertos.

fbetanzosym@mexico-magic.com

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.