El punto de vista de Fernando Betanzos sobre el turismo en México.
Header

Anoranzas turisticas

julio 25th, 2016 | Escrito por Fernando Betanzos y M. en Turismo

añoranzas turisticas

Corrían los años de los 1970s, recién iniciada la operación medianamente masiva de turismo francés y alemán en la Ruta Maya,   cuando los guías y conductores  de turistas empezaron a llamar por teléfono de larga distancia para informar que, en el tramo de San Cristóbal a Palenque, en la zona de las Cascadas de Agua Azul, grupos de encapuchados estaban deteniendo a los autobuses de turismo para abordarlos, hacer una arenga difícil de entender pero que se refería a la “libertad del pueblo”  y a continuación “botear” – que era un eufemismo con el que los tales encapuchados exigían aportaciones en efectivo, a depositar en los “botes”, para permitir  el paso del autobús  y así poder continuar el viaje hasta el hotel previamente reservado en Palenque…  Los operadores receptivos que sufrimos estas experiencias las reportamos a las autoridades de las que obtuvimos nula respuesta, pero seguimos operando aceptando la situación como una experiencia más para nuestros clientes que podían fotografiar a los bandidos mientras “boteaban”.

Lo anterior sucedía a plena luz del día, tal y como pasó unos años más tarde en la región de San Pancho en la costa nayarita cuando grupos de forajidos asaltaron a nuestros turistas (entonces ingleses) en la región.  No hubiera sido tan grave el caso, de no haber sido los asaltantes los mismos policías que, según el jefe de zona, habían sido asignados para proteger a los turistas en la ruta prevista y porque una vez mas prevaleció el humor de los turistas al pensar que se trataba de un “show” montado para ellos, en el que los personajes volvían a ser “bandidous” que merecían ser filmados, imágenes que sirvieron para identificar a los inmorales guardianes del orden.

Los anteriores sucedidos no fueron graves.  “No pasó nada”.  Bueno, comparado con lo que vemos, oímos y leemos hoy en día en relación a lo que sucede en las carreteras nacionales, “de Sonora a Yucatán”.  Las carreteras nacionales se han vuelto intransitables – y no por sus baches, sino por el peligro que representa para cualquier ciudadano el circular en ellas.

Si les parece exagerado lo que menciono, recuerden a los turistas que se les ocurrió desviarse – para acortar camino –, de Chilpancingo a la costa Guerrerense y fueron no solo asaltados, sino muertos en el camino.   Y no sé cómo pueden operar agencias de turismo que proponen viajes que incluyen recorridos nocturnos en Michoacán…, Oaxaca y Chiapas.  Por no mencionar Sinaloa y Sonora.  Ante la inseguridad carretera que se vive, es seguro que cancelen salidas por la incertidumbre que reina en los caminos nacionales.  No necesariamente de noche.  Basta con bloqueos de pseudo maestros en la “Autopista del Sol” o a diestra y siniestra en las carreteras y ferrocarriles de Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas principalmente.

Las líneas del servicio federal de pasajeros han tenido pérdidas multimillonarias causadas por los desmanes y vandalismo de los “maestros”.  Autobuses destruidos unos, quemados otros, además de cientos de corridas canceladas con los consiguientes perjuicios a los usuarios.   Sin mencionar los bloqueos a aeropuertos tales como Acapulco, Ciudad de México, Oaxaca y Tuxtla Gutiérrez donde los turistas han tenido que caminar cargando equipajes para tratar de no perder sus vuelos…, y los hoteleros que no ven llegar a sus huéspedes.  Curiosamente, no se oye el grito en el cielo de los operadores de turismo haciendo coro a comerciantes, industriales y banqueros.  Es posible – creo yo –, que como buenos mexicanos creen que es mejor el silencio que la queja o porque están esperando que las pláticas SEGOB-CNET den algún resultado positivo.  Sin embargo, está claro que por un lado SEGOB no puede ceder a la solicitud de abrogación de la Ley de Educación y que los pliegos de la CNET no son negociables.  ¿Cuál es, entonces, el objeto de este diálogo de sordos?

ZAPA.-  La fé mueve montañas.., y remodela aeropuertos.  El Aeropuerto Internacional de Acapulco, tiene capacidad para manejar “40 operaciones por hora” (Wikipedia).  Sin embargo, al día de hoy mueve un solo vuelo internacional regular (no cotidiano) y en el sitio web de su operador OMA, aparecen 14 operaciones de pasajeros, más las que pudieran haber de carga.   Pero la aparente enorme brecha entre capacidad y realidad no es motivo para que no se le dé una manita de gato:  OMA anunció que el Aeropuerto de Acapulco será remodelado mediante una inversión de mas de $500 millones de pesos.  La noticia fue acompañada de fotos de maquetas que muestran cómo se verá el aeropuerto después de su remodelación:  Dos rampas de atraque para aeronaves y grandes pasillos al interior para acceder a los mostradores de registro – y zonas comerciales.  Las dos rampas que aparecen en la maqueta son las mismas con las que cuenta “ACA” al día de hoy – y no se ven “muy modernizadas” que digamos. Lo bueno es que los letreros “perdone las molestias…”  no afectarán a muchos.  Sin embargo, es seguro que las zonas comerciales sí se ampliarán porque, como ya sabemos, en la nueva industria aeroportuaria los comercios son un importante renglón de ingresos: las concesiones representan una importante “participación” en la facturación del negocio, sea restaurante, farmacia o tienda de artesanías, para el operador – OMA.   No debemos de sorprendernos cuando una torta de jamón cuesta lo que cuesta en cualquier aeropuerto de la República Mexicana.

fbetanzosym@mexico-masgic.com

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.