El punto de vista de Fernando Betanzos sobre el turismo en México.
Header

¿Que vamos a hacer Luis?

febrero 27th, 2017 | Escrito por Fernando Betanzos y M. en Turismo

que vamos a hacer luis

Queridos amigos,

El siguiente escrito me lo envió tal cual, sin cabeza ni firma, un apreciado amigo, retirado de la hotelería y hoy residente en PVR.

Supongo que el Luis al que aparecen dirigidas sus reflexiones, bien podría ser un Carlos, un Miguel Angel o un Enrique.  Me parece que se trata de un  Videgaray, por más que no esté en manos de este personaje la solución a los planteamientos del anónimo escritor puesto que la gran mayoría de ellos (los problemas) rebasan su cartera.

En el escrito, faltó consignar que las autoridades, que saben y conocen las realidades que vive el país, se las pasan contando cuentos – digo cuentos porque ya ni falacias son.  Baste un ejemplo:  Un reportaje, seguramente de los ahora llamados “publi-reportajes”, del Secretario de la Madrid  nos dice (desde Morelia) que en lo que va del año, el turismo internacional ha aumentado 51% en relación con las llegadas para el mismo período en el 1915 – y que las divisas captadas de estos turistas, siempre durante los períodos comparados, han subido mas de 40%.  (Me ahorro los signos de exclamación…)

Somos una super potencia turística.  El mundo espera un crecimiento turístico debajo del 4%… Nosotros ¿crecimos 51%?  ¿Debo  morirme de risa…?   Perdón: la nota del Secretario de la Madrid continúa y dice:  en Páztcuaro la cifra por ocupación hotelera, durante el verano 2016, registró un incremento de 50% en comparación con la misma temporada vacacional de 2012, “lo que significa para Michoacán uno de los mejores veranos que ha tenido en turismo”, enfatizó De la Madrid Cordero.  Ya caigo.  De Uruapan no se habla. Y los números de Pátzcuaro de seguro deben de interpretarse como un 15% de ocupación en 2015, que subió 51% en el 2016, es decir,  a 22.6%, lo que es muy posible, aunque muy triste.  ¿De dónde obtendrá el Secretario sus estadísticas y bajo que metodología se captan?

Por favor lean el siguiente documento que refuta las estadísticas que nos receta el Secretario de la Madrid.

FERNANDO BETANZOS

——————————–

¿Qué vamos a hacer Luis?

México está al borde del colapso, el gobierno ha sido rebasado. Tiene demasiados frentes abiertos y al equipo del presidente no se le ven las agallas necesarias.

Reformas que se han convertido en ilusiones: la laboral, la energética, la educativa… ¿Qué más viene? Los grandes problemas del país no se resuelven: la pobreza extrema, la corrupción, la impunidad, la mala distribución de las rentas nacionales.

Una sociedad civil sumisa y mal informada, corporaciones empresariales que solo cuidan sus intereses y gobernantes cínicos que roban a la luz del día sin que nadie los castigue.

Una sociedad que no lee libros, ni periódicos, ni revistas. Una juventud sin ambiciones y sin futuro. Una nación que importa lo que se come y cuya deuda externa crece hasta los limites de perder nuestra independencia.

¿Qué vamos a hacer Luis?

Vivimos en un pueblo que refleja fielmente la situación del país: unos cuantos ricos acaparan los beneficios del turismo mientras cientos de miles subsisten con pan y circo.

Una sociedad civil que vive como el avestruz, escondiendo la cabeza, volteando a otro lado u organizando juntas para que “todos jalemos parejo”,  haciendo declaraciones y acosando al alcalde. ¡Qué pena de país! ¡Qué pena de ciudad!

Que osadía de algunos ciudadanos que  amparados  en membretes se ostentan como salvadores de la sociedad. Efímeros paladines que duran mientras dure el papel del periódico en el cual aparecen sus fotos.

Un pueblo que hace una zarzuela de un acto criminal que pasó como ráfaga y desapareció como lluvia de estrellas. Nada pasó más allá del incidente lamentable y malhadado. Todos hablan, todos exigen, todos saben, todos opinan, y de entre ellos surgen los paladines, los valientes y lo desvergonzados.

Que bien que el alcalde no recibió a las cúpulas empresariales. La situación deben resolverla aquellos a quienes corresponde. Lo demás es de plañideras.

Mientras tanto, el gobierno municipal está destruyendo la imagen de un pueblo mágico: Puerto Vallarta. Un paraíso para el  ambulantaje, con profusión de puestos callejeros, mesas en las aceras, cantinas en el malecón, aceras cubiertas con petate y tejas de barro como lucen en Mirandilla  o Navidad. No en la Yerbabuena que ya es civilizada.

Puerto Vallarta se nos va de las manos.

¿Qué vamos a hacer Luis?

El turismo está mal. La hotelería está en auge y la sociedad recibe aspirinas, pan y circo.

¿Dónde están los líderes que nos llevarán al otro lado del desierto: a la tierra prometida?

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *